Geniales insolencias de Borges

diciembre 28, 2007 at 12:37 am (De Jardines Ajenos)

Felicidad La desdicha es algo real, contra lo que puede uno luchar. La dicha, en cambio, es precaria, imperceptible después de un tiempo, alarmante, porque no anuncia nada bueno.

Odio Yo odiaba a tres personas y ahora sólo recuerdo el nombre de una, pero ya no sé por qué la odiaba.

Cornudo Eduardo Wilde, aunque no muy considerable, era un autor mejor que Payró. Además todo el mundo sabía que la mujer lo engañaba con Roca, lo que lo vuelve más simpático.

Separación Siempre hay un alivio en librarse de alguien. Es salir del sueño, volver a la normalidad, encontrarse a sí mismo.

Mas en Antilógicas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: